Amarres De Amor Caseros (Cabello, Papel O Azúcar)

 

 Hay muchos hechizos que pueden hacerse con tan sólo una vela. Por ejemplo, el rojo es el color que se asocia comúnmente con la pasión y el deseo; el rosado también es el color del amor pero se le relaciona más con el cariño; el blanco se asocia con la inocencia y podría ser apropiado para una relación platónica; el verde se relaciona con la naturaleza y podría utilizarse para promover la virilidad.

Si realizas estos amarres de amor con fe y pones en ellos todas tus esperanzas, estoy seguro que conseguirás tus objetivos, debido a que los mismos están cuidadosamente estructurados con el fin de llegar al corazón y a la mente de aquella persona a quien se le dirige.

Si encontráis un poco de líquido en ellos, puede haber llegado el momento de acercaros a la persona de vuestro interés; en caso contrario, siempre en viernes, con Luna creciente, preparad otros cinco limones, grabad el nombre en ellos y clavad 30 alfileres, al cabo de una semana otros cinco y, finalmente, pasados otros siete días, los últimos cinco.

Es común necesitar para todo hechizo de amor las velas, claveles, rosas rojas, inciensos, cigarrillos, fotografía personal, perfume, agua bendita y prenda de vestir así como del empleo de la magia negra y la blanca los mismos que se pueden modificar en cada inicio sesión espiritual.

Deje que su pasión dicte la velocidad de los movimientos hasta que la relación se ajuste de forma adecuada, si lo desean pueden cambiar de postura mientras hacen el amor ritualmente, por esto es necesario colocar copias del sigilo por toda la habitación, no importa donde mire, no importa en que posición se encuentre es necesario que vean algunas copias del sigilo, concéntrese tanto como puedan en los símbolos, sigan con la relación hasta alcanzar el orgasmo, si la pareja ya ha mantenido relaciones durante un tiempo y cada uno conoce las respuestas sexuales del otro seria mejor que pudieran alcanzar el orgasmo aproximadamente al mismo tiempo, aunque no es necesario que se trate del llamado orgasmo mutuo.

Un conjuro de pasión Para recuperar la pasión en el lecho se deberá conseguir una vela roja con forma de falo en la que se escribirá el nombre de la persona  elegida, luego con las manos untadas con aceite de almizcle, se frotará la vela siete veces, y se la deberá pasar por el humo de un incienso de almizcle.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *